Los Orígenes Bautistas por Daniel Valladares


Yo no nací en “cuna bautista” ni asistí a ninguna iglesia, sino que me convertí leyendo la Biblia, debido a eso mi interés siempre ha sido entender mejor la Biblia. Desde que soy bautista (6 años) es que vengo escuchando una frase como esta “Necesitamos volver a nuestras raíces bautistas” o “a nuestra identidad bautista” pero para eso debemos ir seriamente a estudiar la Biblia y debemos conocer nuestra historia. Pienso que nada nos ayuda más para nuestra “identidad bautista” que conocer nuestros “orígenes bautistas” y de esto de lo que trata mi exposición. Lo que voy a exponer ahora, no son ideas mías, sino de historiadores bautistas y pastores que han estudiado el tema de una forma profunda. Por tanto les diré inmediatamente cuales son mis fuentes. El primer libro es “La Historia de los Bautistas”[1] de Justo Anderson para introducirse en la historia de los bautistas. Luego artículos que hemos traducido del portugués al español en nuestra página como “El origen de los bautistas[2]” “Una muestra de la historia bautista[3]” estos dos son buenos resúmenes de los orígenes bautistas. También use comentarios del blog del pastor Bautista Sugel Michelen[4] y datos del libro del pastor Wilson Porte que está en portugués (en proceso de traducción al español) llamado “Las doctrinas de la gracia en la vida de Benjamín Keach” en donde relata las teorías bautistas. Para aquellos que quieran profundizar más; en ingles hay mucho material, pero el libro que es la base del de Anderson es el de Leon McBeth llamado “The Baptist Heritage”[5] en donde se encontraran muchos datos valiosos.

Habiendo dicho de donde extraigo los datos, ha quedado claro que no soy “original” sino simplemente me baso en las conclusiones de historiadores y pastores bautistas. Pretendo que esta exposición les ayude a ustedes a poder orientarse respecto de dónde venimos los bautistas y como es que llegamos a ser lo que somos.

Las 3 teorías del origen y los dos tipos de Bautistas

Lo que quiero presentarles es las 3 teorías del origen Bautista y los dos tipos de Bautistas que existieron desde el principio (General-Particular)[6] La primera teoría conocida como “Anti-paido bautista” (rechazo al bautista de niños) sostiene que la historia bautista se identifica con todos los grupos rechazaron el bautismo de niños. Por tanto se argumentaba que grupos como Novacianos (siglo III) Donatistas (siglo IV) Paulicianos (Siglo V) Petrobrusianos (Siglo XII) Valdenses (XII) Anabautistas (XVI) eran grupos “Bautistas” pero sin el nombre Bautista debido a que rechazaron el Bautismo infantil. Esta teoría fue propuesta por varios historiadores bautistas. Thomas Crosby (1683-1751) escribió “La historia de los Bautistas ingleses” en donde trata la historia del antipaidobautista desde Martin Lutero hasta los Anabautistas. Luego otro bautista llamado José Ivimey en 1830 publico una tesis similar en un libro con el mismo nombre. Otro pastor ingles llamado J.M Cramp publicó un llamado “La historia bautista” pretendió trazar la línea histórica de los bautistas desde el nacimiento del cristianismo hasta el siglo XVIII. Aunque fue más cuidadoso en quienes llamar bautistas y a quienes no. Otros historiadores como el francés C.A Ramseyer y el norteamericano Ricardo Cook siguieron esa línea. Pero los autores que más popularizaron esta teoría fueron el erudito norteamericano Thomas Armitage en su libro “La historia de los bautistas” donde él dijo:

basta mostrar que lo que eran las iglesias de Cristo en los días de los apóstoles, las iglesias bautistas lo son en el día de hoy. Las verdades guardadas por ellos jamás han muerto desde que Cristo las dio, en la proporción en que un pueblo ha mantenido estas verdades ha sido el verdadero pueblo bautista del mundo”

El famoso doctor Albert H. Newman el cual publicó un libro llamado “Una historia del Antipaidobautismo” en el cual dijo

“Podemos, opino, decir con toda confianza ha habido una sucesión ininterrumpida de la vida evangélica. Más allá de esto no quiero arriesgar una opinión”.

Esto quiere decir que el doctor Newman veía un parentesco espiritual entre los bautistas modernos y los antipaidobautistas medievales y los anabaptistas continentales del Siglo XVI.  Otros autores bautistas que veía la misma conexión era Walter Rauschenbusch, el cual fue el fundador del “evangelio social” y Gunnar Westin un historiador bautista sueco.

Esta teoría tiene dos problemas. El primero es que identificar de “bautistas” a todos estos grupos es simplemente ignorar lo que estos grupos eran. ¿Por qué? Porque si tomamos por ejemplo al Novacianismo que fue fundado por Novaciano un sacerdote Romano[7] (Siglo III) podríamos decir que él tuvo varias ideas que serían “protestantes” como el Antipapa, pero el tenia opiniones no ortodoxas respecto a la trinidad y por ende a la naturaleza de Cristo ¿No gustaría identificarnos él? Yo pienso que no. O tomemos la idea más popular que existe: “Los bautistas vienen de los “Anabautistas” el problema con esta idea es que no nos dice ¿Qué tipo de Anabaptista? Pues existían diversos grupos de Anabautistas. Esto ha sido revelado hace muchos años atrás por la clásica obra de   George William llamada “La Reforma Radical[8]” donde muestra con claridad la diversidad de grupos Anabaptistas que existían. Por ejemplo existían Anabaptistas evangélicos (Biblia como autoridad) contemplativos, carismáticos, revolucionarios (Antiestado Thomas Muntzer) pietistas, místicos, racionalistas. Por lo que si quizás se puede llegar a decir que un tipo de “Anabautista” (Los evangélicos “Biblia como autoridad) fueron precursores de un grupo de Bautistas, los cuales eran los Bautistas Generales[9], pero no de los Particulares.

El segundo problema es confundir la historia de los antipaidobautismo con la historia bautista. Es claro en la historia que hubo grupos que rechazaron el bautismo de niños, pero no por eso se puede concluir que ellos necesariamente fueran bautistas, eso sería un “anacronismo”.  Ser bautista no es solo el bautismo, por tanto no se podrían considerar “Bautistas”.

La segunda teoría es la que se conoce como el “sucecionismo Bautista”. Esta teoría se construye a partir de la creencia de la primera; que sostiene que estos grupos Anti paido-bautista eran bautistas, pero esta teoría es aún más radical y sostiene que la Iglesia Bautista se remonta a los tiempos apostólicos. Ellos fijan distintas fechas para el comienzo de la Iglesia Bautista como la predicación de Juan el Bautista, el ministerio de Jesús o el día de Pentecostés. La mayoría de Historiadores Bautistas que sostuvieron estos fueron norteamericanos. G.H Orchard fue pastor Bautista que publico en 1838 un libro llamado “Una concisa historia de los Bautistas Extranjeros” en donde el sostuvo la idea de que la Iglesia Bautista venía desde la época apostólica. Por eso que él es considerado como el “padre del sucesionismo” él dijo:

“Haber comprobado sin duda que la Iglesia Bautista ha existido desde el Pentecostés hasta ese periodo moderno”

El historiador que siguió esta tesis fue David Benedict, el cual era pastor en Rhode Island y publico un libro llamado “La historia de la denominación Bautista en América y en otras partes del mundo” en 1848, el escribió:

“Que las creencias peculiares de aquella porción de profesantes cristianos ahora llamados Bautistas, han existido siempre y están presentes en las distintas sectas y partidos que constantemente se separan de las iglesias griegas y romanos y de otros cuerpos eclesiásticos”

Otro pastor que siguió esta línea fue S.H Ford el cual escribió en 1860 una obra llamada el “Origen de los Bautistas” en la cual el trazaba la historia Bautista desde Juan el Bautista hasta Estados Unidos. Interesante es que él escribió un apéndice del libro donde procura mostrar que los Bautistas no tenían nada que ver con los fanáticos Anabautistas del Siglo XVI.

William Carhcart, editor de la primera Enciclopedia Bautista publicada en 1881 sostuvo esta misma teoría diciendo:

“Los Bautistas empiezan su vida denominacional bajo el ministerio del Salvador. Floreciendo durante las varias épocas de oscuridad que se existieron entre la primera apostasía y la Reforma del siglo XVI”

  1. A Jarrel otro pastor Americano escribió un libro llamado “La perpetuidad de la Iglesia Bautista” en 1894. Con esta expresión quería decir:

“Que jamás ha habido una época desde la organización de la primera iglesia neo testamentaria en la cual no existiera una iglesia neo testamentaria genuina”

Refriéndose obviamente a los Bautistas. También dijo:

“Convencerme de que no hay una Iglesia que ha continuado desde el tiempo de Cristo es convencerme de que la Biblia es falsa”

Sin embargo el admitía que su teoría tenía problemas, pero como le parecía muy probable, pensaba que era correcta.

Esta teoría llego a Latinoamérica por medio del misionero de la junta de Richmond C.L Neal, el cual publicó un libro llamado “Los Bautistas a través de los Siglos” en 1917, en el cual afirma que:

Hay bastante material para probar, sin género de duda, que los bautistas han existido desde que el primer bautista levanto la voz en el desierto de Judea” también dice “Que ningún hombre puede estar en la iglesia de Cristo, si esta Iglesia no ha tenido perpetuidad desde los tiempos de Cristo”.

Otra manera en la cual esta teoría se popularizo entre los Bautistas fue la obra llamada “The Trail of Blodod” de J.M Carroll publicada en 1931. Esta obra es un serie de conferencias dadas por en Carroll en muchas iglesias antes de su publicación. Se difundió rápidamente en EEUU y fue traducida al español por J.M Rodriguez publicada en junta de Publicaciones de Argentina en 1946 con el nombre “El rastro de Sangre”. Este libro trae una interesante grafica que va mostrando como los Bautistas desde la época de Juan el Bautista han sufrido persecuciones por ser la “Iglesia verdadera”

Esta perspectiva llego al “extremo” con el movimiento “Landmarkista”. El Ladmarkismo es un tipo de eclesiología bautista desarrollado en el sur de América a mediados del siglo XIX. Está comprometida con una versión fuerte de la teoría de la perpetuidad de los orígenes bautistas, atribuyendo una continuidad ininterrumpida y una legitimidad única al movimiento Bautista desde el período apostólico. Incluye la creencia en la validez exclusiva de las iglesias bautistas y la invalidez de las formas y prácticas litúrgicas no bautistas. Llevó a intensos debates y divisiones en la comunidad bautista. Termino creando su “propia línea Bautista” que excluye a todas las demás como “Falsas iglesias”. Al parecer Charles Spurgeon creyó lo mismo:

“Creemos que los Bautistas son los cristianos originales. No comenzamos nuestra existencia en la Reforma, éramos reformadores antes que Lutero o Calvino nacieran; nunca salimos de la Iglesia de Roma, porque nunca estuvimos en ella, pero tenemos una línea ininterrumpida que va hasta los mismos apóstoles de Cristo. Nuestros principios aunque a veces han sido obscurecidos y olvidados, como un río el cual puede viajar por el subsuelo por un periodo corto; sin embargo siempre han tenido adherentes honestos y santos. Hemos sido perseguidos tanto por los católicos como por los protestantes; no obstante, nunca ha existido un gobierno con principios Bautistas que haya perseguido a otros; ni tampoco creo que ningún grupo de Bautistas jamás ha sostenido que la coerción de la conciencia es algo bueno. Siempre hemos estado dispuestos a sufrir, como la historia de nuestros mártires lo prueba, pero no estamos dispuestos a aceptar ninguna ayuda del estado, ni tampoco para prostituir la pureza de la novia de Cristo mediante alguna alianza con el gobierno. Nunca haremos que la iglesia la cual es la Reina, sea déspota sobre las conciencias de los hombres” (C. H. Spurgeon, Metropolitan Tabernacle Pulpit, 1861, pag. 225)[10]

Esta teoría tiene dos problemas y un peligro. El primer problema es que estos historiadores en su recia lucha con los católicos romanos y los paidobautistas, ellos recurrieron al mismo argumento Católico Romano de la sucesión apostólica. En su afán de establecer la relación apostólica, violaron los principios de la investigación histórica y como resultaron cayeron en el mismo error de la Iglesia Católica Romana.  El segundo problema y más evidente, es que no hay verdadera evidencia histórica sobre tal sucesión. Todo está construido a partir de “fe” más que en la evidencia Bautista que existe. El peligro es que quienes han adoptado esta perspectiva generalmente han sido polémicos con los demás bautistas y con las demás denominaciones. Ellos se han vuelto extremamente exclusivos y han desestimado la “catolicidad de la iglesia” porque por ejemplo ellos jamás permitirían invitar o participar en alguna actividad con alguna otra iglesia protestante como Presbiterianos, Anglicanos, etc.

La tercera teoría se llama “la restitución separatista” o “Separatismo Ingles”. Esta teoría sostiene que la denominación Bautista se originó en el siglo XVII en Inglaterra como una fase del movimiento separatista (o puritano). El movimiento Puritano se le llamo a si de forma despectiva porque quería “purificar la iglesia de Inglaterra”. Entre esos grupos el tema del “Bautismo” fue una cuestión candente.

El primero en proponer esta teoría fue Guillermo Whitsitt en su obra “Una pregunta en la historia Bautista: ¿Practicaban los Anabaptistas en Inglaterra la inmersión antes de 1641? Que desarrollo mientras fue rector del Seminario Bautista de Louisville, él dijo que los bautistas se originaron en 1641 cuando algunos puritanos ingleses se separaron de la Iglesia Congregacional de Enrique Jacob. El concluyo que los Bautistas Particulares fueron los fundadores de la denominación. Esta perspectiva fue apoyada por el reconocido teólogo Bautista A.W Strong.

Otro que siguió esta tesis fue Juan. H Shakespeare, este fue un destacado líder bautista entre las Iglesias libres de Inglaterra. El escribió un libro llamado “Pioneros Bautistas y Congregacionalistas” en 1905, en el cual planteaba que solamente los “Bautistas Particulares (calvinistas) merecían ser considerados como fundadores de la denominación. Elimino a los Bautistas generales (o arminianos) y por eso negó la relación con los Anabautistas del continente (menonitas)

El historiador bautista Winthrop Hudson sostiene firmemente que los Bautistas “no son Anabautistas” y el argumenta a partir de las Confesiones de Fe Bautistas: La primera Confesión de Fe de 1644 y la Segunda Confesión de fe de 1689; que se notaba la influencia de la teología puritana en ellas. Otro historiador que sigue esta línea es Enrique Vedder, él dice lo siguiente:

“Después de 1610 tenemos una sucesión ininterrumpida de iglesias Bautistas, establecidas por una evidencia y una documentación indudables, y desde el año 1641 a más tardar, la historia y la practica bautistas han sido las mismas en todos los aspectos esenciales hasta el día de hoy”

Enrique Vedder enumero los historiadores que es seguían esta teoría en 1927: J. H Rushbrooke, secretario de la Alianza Bautista Mundial. Robert Backer profesor e historiador del Seminario Bautista del Suroeste. Robert Torbet autor del libro de Historia más usado en los seminarios bautistas para enseñar la historia de la iglesia Bautista. Ennesto Payne secretario y destacado historiador de los Bautistas Ingleses.

Esa es la posición defendida por Michael A.H. Haykin y Thomas J. Nettles, dos de los principales historiadores bautistas de la actualidad. Más allá de ellos, Champlin Burrage, W. T. Whitley, J.H. Shakespeare y B.R. White, historiadores bautistas de los principales seminarios en los Estados Unidos y en Europa, sustentan esa visión. Por lo que nosotros como “Imagen Bautista” nos unimos en esta tercera perspectiva.

 

Es importante decir que los que siguen esta perspectiva no niegan la posibilidad de la relación espiritual con los grupos disidentes que procedieron al siglo XVII, pero piensan que la denominación bautista en sí comenzó en esta época. Por ejemplo los Bautistas Generales recibieron una influencia teológica diferente a los Bautistas Particulares como veremos a continuación.

 

 

 

Bautistas Generales y Bautistas Particulares

 

Antes de ir directamente a la diferencia teológica entre Bautistas Generales y Particulares hay que entender de donde viene esta terminología y diferencia entre “Calvinistas” y “Arminianos”. Juan Calvino fue teólogo reformado del siglo XVI el cual escribió un libro que llego hacer “La teología sistemática de la Reforma” el cual se llamó “La institución de la Religión Cristiana”. De allí en adelante la Iglesia Protestante seria Calvinista. Pero en el año 1610 hubo una controversia en los países Bajos, lo cual nacería esta diferencia entre “Calvinistas y Arminianos”. La Decisión del Sínodo de Dort en los Cinco Principales Puntos de Doctrina en Disputa en los Países Bajos es popularmente conocido como Los Cánones de Dort. Consiste en declaraciones de doctrina adoptada por el gran Sínodo de Dort el cual se reunió en la ciudad de Dordrecht en 1618-1619. Aunque este fue un sínodo nacional de las Iglesias reformadas de los Países Bajos, tenía un carácter internacional, ya que estaba compuesto no solamente de delegados Holandeses sino además de veintiséis delegados de otros ocho países.

El Sínodo de Dort fue convocado con el fin de solucionar una seria controversia en las iglesias Holandesas iniciadas por el surgimiento del Arminianismo. Jacobo Arminio, un teólogo profesor en la Universidad Leiden, cuestionó la enseñanza de Calvino y sus seguidores en un número de puntos importantes. Después de la muerte de Arminio, sus seguidores presentaron sus posiciones en cinco de estos puntos en la “Protesta de 1610”. En este documento ó en escritos tardíos más explícitos, los Arminianos ensañaron que la elección estaba basada en fe prevista, que la expiación fue universal, que la depravación es parcial, que la gracia es resistible, y la posibilidad de una caída de la gracia. En los Cánones el Sínodo de Dort rechazó estas posiciones y proclamó la doctrina Reformada en estos puntos, nombramos, la elección incondicional, la expiación limitada, la depravación total, la gracia irresistible, y la perseverancia de los santos[11].

 

Debido a esta controversia que dentro de la Historia de la Iglesia y específicamente de los Bautistas, quedaron divididos entre Bautistas Generales y Bautistas Particulares; o Bautistas Calvinistas y Arminianos.

Comparación Entre Dos Sistemas de Salvación[12]

Arminianismo vs. Calvinismo

Arminianismo Calvinismo

Libre-Voluntad o Habilidad Humana

Aunque la naturaleza humana fue seriamente afectada por la caída [de Adán], el hombre no ha sido dejado en un estado de total desayuda espiritual. Dios por cortésmente capacita todo pecador para que se arrepienta y crea, pero no interfiere con la libertad del hombre. Cada pecador posee una voluntad libre, y su destino eterno depende de como la use. La libertad del hombre consiste en su habilidad para escoger el bien sobre el mal en los asuntos espirituales; su voluntad no es esclava a la naturaleza pecaminosa. El pecador tiene el poder para cooperar con el Espiritu de Dios y ser regenerado ó resistir la gracia de Dios y perecer. El pecador perdído necesita la asistencia del Espiritu, pero no tiene que ser regenerado por el Espirítu antes que el pueda creer, pues la fe es un acto del hombre y precede el nuevo nacimiento. La fe es el don del hombre hacia Dios; es la contribución del hombre para la salvación.

Total Inhabilidad ó Total Depravación

A causa de la caída, el hombre es incapaz de por cuenta propia creer el evangelio para salvación. El pecador esta muerto, ciego y sordo a las cosas de Dios; su corazón es engañoso y desesperadamente corrupto. Su voluntad no es libre, esta en esclavitud a su naturaleza perversa. Por eso, no escogerá – en verdad el no puede – escoger el bien sobre el mal en el area espiritual. Consecuentemente, toma mucho más que la asistencia del Espiritu para traer el pecador a Cristo – hace falta la regeneración por medio de la cual el Espiritu hace que el pecador viva y le da una nueva naturaleza. La fe no es algo que el hombre contribuye a la salvación sino que es en si parte misma del don de Dios de la Salvación – es el don de Dios para el pecador, no el don del pecador para Dios.

Elección Condicionada

La elección de Dios de ciertos individuos para salvación antes de la fundación del mundo fue basada en que El previó que ellos responderían Su llamada. El seleccionó solamente aquellos los cuales el sabía que por ellos mismos creerían libremente el Evangelio. Por lo tanto, la eleccion estuvo determinada por o condicionada sobre lo que el hombre haría. La fe la cual Dios previó y sobre la cual el fundamentó su decisión no fue dada al pecador por Dios (no fue creada por el poder regenerador del Espiritu Santo) sino que resultó solamente de la voluntad del hombre. Fue dejado enteramente al hombre el quien iba a creer y por eso, quien sería elegido para salvación. Dios escogio aquellos los cuales el sabía, que por su propia libre voluntad, escogerían a Cristo. Por lo tal la decisión del pecador por Cristo, no la decisión de Dios por el pecador, es la causa final de la salvación.

Elección Incodicionada

La elección de Dios de ciertos individuos para salvación antes de la fundación del mundo descansó únicamente en Su propia y soberana voluntad. Su decisión por pecadores particulares no fue fundametada en ninguna previsión de respuesta obediente por parte del pecador, tales como la fe, el arrepentimiento, etc. Por lo contrario, Dios da fé y arrepentimiento a cada individuo que el ha seleccionado. Estos hechos son resultados, no la causa de la decisión de Dios. Por lo tanto, la elección no fue determinada por ó condicionada sobre ninguna cualidad virtuosa o acto previsto en el hombre. Aquellos quienes Dios soberanamente eligió, El trae por el poder del Espiritu Santo para que deseosamente acepten a Cristo. Asi, es pues la decisión de Dios por el pecador, no la decisión del pecador por Dios, la causa final de la salvación.

Redención Universal ó Expiación General

La obra redentora de Cristo hizo posible que todo el mundo fuera salvo pero actualemente no aseguró la salvación de ninguno. Aunque Cristo murió por todos y cada uno de los hombres, solamente aquellos que cree en el son salvos. Su muerte hizo posible a Dios para perdonar los pecados de los pecadores sobre la condición de que ellos creyeran, pero en realidad no quitó los pecados de nadie. La redención de Cristo se hace efectiva solamente si el hombre escoge aceptarla.

Redención Particular ó Expicación Limitada

La obra redentora de Cristo fue con la intención de salvar solamente los escogídos y realmente aseguró la salvación de ellos. Su muerte fue un sufrimiento substitutorio de la penalidad del pecado en lugar de cierto número específico de pecadores. En adición a quitar los pecados de Su pueblo, la redención de Cristo aseguró todo lo necesario para su salvación, incluyendo la fe que les une a El. El don de fe es infaliblemente aplicado por el Espiritu a todos por cuanto Cristo murió, garantizando, de esta manera la salvación de ellos.

El Espiritu Santo puede ser efectivamente Resistido

El Espiritu llama internamente todos aquellos que son llamados externamente por la invitación del evangelio; El hace todo lo que puede por traer al pecador a la salvación. Pero considerando que el hombre es libre, este puede exitosamente resistir la llamada del Espiritu. El Espirtu no puede regenerar el pecador hasta que este crea; fe (lo cual es la contribución del hombre) procede y hace posible el nuevo nacimiento. Asi, la voluntad libre del hombre limita el Espiritu en la aplicación de la obra salvadora de Cristo. El Espiritu Santo puede solo traer a Cristo aquellos quienes le permiten ganarle a ellos. Hasta que el pecador responda, el Espiritu no puede dar vida. La Gracia de Dios no es invencible, puede, y a menudo es resistida y trastornada por el hombre.

La llamada Eficaz del Espiritu Santo ó La Gracia Irresistible

En adición al llamado general externo para salvación el cual es hecho a todo aquel que escucha el evangelio, el Espiritu Santo extiende al escogído un llamado especial interno que invevitablemente le trae a la salvación. El llamado interno (el cual es hecho solo a los escogídos) no puede ser rechazado; siempre resulta en conversión. Por medio de este llamado especial, el Espiritu irresistiblemente trae los pecadores a Cristo. En su tarea de aplicar la salvacion, El no está limitado por la libre voluntad del hombre, ni depende El de la cooperación del hombre para su éxito. El Espiritu cortésmente causa que el pecador elegído coopere, que crea, que se arrepienta, que venga libre y gustosamente a Cristo. Por eso, la Gracia de Dios es invencible; nunca fracasa en resultar en la salvación de aquellos a quienes es extendida.

Caer de la Gracia

Aquellos que creen y son verdaderamente salvos Pueden perder su salvación por fallar en mantener su fe, etc. Todos los Arminianos no se han puesto de acuerdo sobre este punto; algunos mantienen que los creyentes están eternamente seguros en Cristo – que una vez un pecador es regenerado, nunca se puede perder.

Perseverancia de los Santos

Todos quienes son escogidos por Dios, redimidos por Cristo, y recibido fe por el Espiritu son eternamente salvos. Ellso son guardados en fe por el poder del Dios Todopoderoso y por eso perseveran hasta el fin.

 

Los Bautistas Generales[13]

 

La historia de los Bautistas Generales comienza con Juan Smith (1570-1616) Los bautistas Generales fueron “puritanos-separatistas- sectarios” pues consideraron a la Iglesia de Inglaterra (Anglicana) como apostata y por tanto debía ser repudiada. John Smith (1570- 1612), a mediados de la primera década del siglo XVII, tuvo relación con el origen de los primeros bautistas en un tiempo cuando esa distinción entre Generales y Particulares aun no existía. Smith fue ordenado como un ministro de la Iglesia de Inglaterra en 1594. Dentro de tres años, Smith comenzó a predicar fuertemente contra algunos respecto de la liturgia de la Iglesia Anglicana. Haykin afirma que, hacia el otoño de 1607, Smith se definió convencido de la posición Separatista en la ciudad de Gainsborough, en Lincolnshire, en la frontera de Nottinghamshire”. Es solamente en 1609 que Smith “da un paso significativo en su pensamiento, aceptando el bautismo de creyentes”. Aquello trajo cierta incomodidad entre los Separatistas en la medida que Smith pasa a predicar que el bautismo de la Iglesia Anglicana es errado por ser ella una Iglesia errada. El disertó sobre eso en su tratado titulado The Character of the Beast (El carácter de la Bestia), publicado en 1609.

Inconstante e inconsistente en su teología, Smith entendió que, una vez que su bautismo en la Iglesia de Inglaterra había sido falso, el debería nuevamente ser bautizado. Él lo hizo, bautizándose a sí mismo, luego, bautizó a todos los miembros de su iglesia. Más allá de las críticas de los separatistas, Smith  y su grupo fueron curiosamente criticados por un grupo holandés llamado Waterlanders, ligado a los menonitas.

Los Waterlanders criticaron a Smith, pues creían que él y toda su congregación deberían haber sido rebautizados por ellos y que Smith no debería haberse autobautizado, más allá de haber rebautizado a todos en su iglesia. Con eso, Smith se aproximó a los Waterlanders para comprender su teología. El y toda su congregación fueron a Holanda, teniendo como objetivo el aproximarse a ese grupo. En aquel tiempo, Smith se volvió Arminiano, abandonando, en particular, la creencia de que Cristo murió solo por los elegidos. Después de un tiempo junto a los Waterlanders, Smith entendió que su autobautismo era inválido, así como el re-bautismo de toda su congregación. Con un grupo de cuarenta y dos personas, Smith se sometió nuevamente al bautismo de los Waterlanders, siendo, posteriormente, admitido en aquel grupo. Ocurriendo aquello, algunos que no concordaron con la inconstancia e inconsistencia de Smith volvieron a Inglaterra en 1612, conducidos por Thomas Helwys (1575- 1616). En aquel año, Smith murió y su congregación acabó por unirse a la tradición Anabautista holandesa

 

La congregación que volvió con Helwys retenía el Arminianismo y, por eso, se volvió conocida en Inglaterra como Bautista General (por causa de su posición en cuanto a la Expiación General). Así, al volver a Inglaterra, Helwys fue preso por su no conformismo a la Iglesia Anglicana. Helwys murió entre 1615 y 1616, y su pequeña congregación, con cerca de diez miembros, sobrevivió al encarcelamiento y muerte de su líder. En 1626, Haykin afirma que había congregaciones Bautistas generales en Londres, Coventry, Lincoln, Salisbury y Tiverton, con aproximadamente 150 miembros.

De acuerdo con Haykin, los Bautistas Generales fueron prácticamente extintos al final del siglo XVIII. Su renuencia en construir edificios eclesiásticos y su aplicación rigurosa de una política de endogamia (casamiento permitido solo entre los miembros de la propia iglesia) son, para Haykin, dos de tantas razones que llevaron a los Bautistas generales a su fin.

 

Los Bautistas Particulares (Calvinistas o Reformados)

 

Es en medio de todo eso que surgieron los primeros bautistas reformados, o, Bautistas Calvinistas, como muchos les llaman. Hacia el año 1616, bajo el pastorado de Henry Jacob (1563- 1624), es posible que haya nacido la primera iglesia bautista reformada de la historia. Esta era conocida como Iglesia Jacob- Lathrop- Jessey, los nombres de los tres primeros pastores de aquella iglesia. Henry Jacob la pastoreó desde 1616 hacia 1622; John Lathrop, desde 1624 a 1634 y Henry Jessey, desde 1637 a 1639. En un principio, Henry Jacob y su congregación se destacaron por no cortar relaciones con otros grupos Puritanos que permanecían dentro de la Iglesia de Inglaterra. En 1622, Jacob dejo Inglaterra y se cambió para Virginia, dejando el ministerio de aquella iglesia. Dos años después, vino a fallecer en el Nuevo Mundo.

En 1624, el Arzobispo William Laud busco conducir todas las iglesias de Inglaterra de vuelta al Anglicanismo, Lathrop decidió tomar el mismo rumbo de Jacob y partió para la Nueva Inglaterra en 1634. En 1637, Henry Jessey, que se había vuelto Puritano durante sus estudios en Cambridge en el inicio de la década de 1620, asume el pastorado de aquella iglesia. Haykin afirma que, a mediados de 1635, Jessey comenzó a participar de los cultos en la Iglesia Jacob- Lathrop, siendo, dos años después, convidado a asumir el pastorado de la misma. Jessey, así como Jacob, mantuvo esa iglesia en  comunión con los Puritanos dentro de la Iglesia de Inglaterra.  Es en el ministerio de Jessey que la iglesia afirmará, en 1638, su adopción del credobautismo. En 1641, ellos afirman el bautismo por inmersión (hasta entonces, el bautismo era administrado por aspersión o ¿Afusión? En todas las iglesias bautistas) y, en 1644, se produce una Confesión de Fe al lado de otras iglesias Bautistas Calvinistas.

 

Michale Haykin afirma que, hacia el 1640, la Iglesia JLJ (conocida también como Jacob- Lathrop- Jessey) había crecido tanto, que no podían más reunirse en un mismo lugar. Decidieron, entonces, dividir la iglesia en dos. Una continuaría bajo el pastorado de Jessey, y la otra, bajo el pastorado de un hombre llamado Praise- God Barebone ((1598- 1679).

Más allá de esa iglesia, existe otra que se destaca en el inicio de las iglesias Bautistas Calvinistas: la Iglesia pastoreada por John Spilsbury. Este, según Haykin, probablemente fue miembro de la Iglesia JLJ. La iglesia pastoreada por Spilsbury “fue la primera en abrazar definitivamente la causa Bautista Calvinista”. Ellos se encontraban en un área de Londres conocida como Wapping. Hacia 1670, aproximadamente trescientas personas se reunían regularmente en los cultos de esa iglesia. Durante las guerras civiles, los Bautistas Calvinistas comenzaron a crecer y esparcirse por varias ciudades de Inglaterra. En 1644, había siete congregaciones en Londres y 1647 en toda la nación. Muchos de ellos estaban en el ejército de Cromwell, algunos en alta posición. Por esa razón, Oliver Cromwell no veía a los Bautistas como un pueblo con quien debiese preocuparse. Tras el periodo conocido como “La Restauración”, cuando la dinastía Estuardo volvió a reinar en Inglaterra, los Bautistas volvieron a ser perseguidos con prisiones, torturas y multas. De acuerdo con Philip Schaff, los Bautistas sufrieron más de lo que cualquier otro grupo no conformistas, “excepto los Quáqueros”.

 

El surgimiento de los Bautistas fue marcado por muchas persecuciones y falsas acusaciones. Por causa de su supuesta relación con los Anabautistas holandeses y alemanes, los Bautistas fueron tratados con severidad en Inglaterra durante un tiempo. Por causa de las actitudes radicales de algunos Anabautistas, los Bautistas ingleses, aunque poco o casi nada tuvieron que ver con los Anabautistas alemanes, acabaron sufriendo por falsa asociación con estos. Schaff destaca que, durante el reinado de Santiago I y Carlos I, los Bautistas “se reunían secretamente en bosques, establos y graneros”. Fue solamente en 1633 que ellos comenzaron a organizar congregaciones separatistas, pero eran punidos siempre que eran descubiertos. Mucho huyeron hacia Holanda y algunos, hacia América. Algunas de sus primeras publicaciones estaban relacionadas a la defensa de la libertad de conciencia

 

Hanserd Knollys (1599- 1691), Benjamín Keach (1640- 1704) y John Bunyan (1628- 1688) estuvieron entre los principales teólogos bautistas del siglo XVII que pasaron bastante tiempo en prisión. Fue solo tras el Acta de Tolerancia (1689) que la persecución ceso, permitiendo a los Bautistas la construcción de capillas y su expansión por toda la nación. Es a partir de aquel año que los Bautistas pasan a ser una de las principales ramas del Separatismo inglés.


[1] https://www.amazon.com/Historia-Bautistas-Spanish-Justo-Anderson/dp/0311150500

[2] http://imagenbautista.cl/historiabautista/el-origen-de-los-bautistas/

[3] http://imagenbautista.cl/historiabautista/una-muestra-de-la-historia-bautista-por-chris-traffanstedt-parte-1/

[4] http://todopensamientocautivo.blogspot.cl/2010/01/historia-de-los-bautistas-el-problema.html

[5] https://books.google.cl/books/about/The_Baptist_Heritage.html?id=2WImAQAAIAAJ&redir_esc=y

[6] Historia de los Bautistas, Justo Anderson. Página 21-36

[7] http://ec.aciprensa.com/wiki/Novaciano_y_novacianismo

[8] http://escriturayverdad.cl/wp-content/uploads/Historia/ReformaRadical.pdf

[9] La historia de los Bautista, Justo Anderson. Página 172.

[10] http://www.iglesiabautista.cl/VerdadesPDF/LaVerdad26PDF.pdf

[11] http://www.iglesiareformada.com/Canones_de_Dort.html

[12] http://www.vidaeterna.org/esp/ensayos/arm_vs_calv.htm

[13] Resumen Extraído del Libro no publicado de Wilson Porte. Las doctrinas de la Gracia en la Vida de Benjamin Keach.

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme.

2 comentarios

  • Mgter. Leopoldo Buderacky
    21 febrero, 2017 at 7:08 pm

    Muy interesante artículo. me pregunto qué ha sucedido con la Iglesia Bautista actual y su perspectiva del Dios que adoramos!!!!!

Recomendamos!

Imagen Bautista

Instagram

Cargar más
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.

Pasaje del día

Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.