Andrew Fuller (1754-1815)


Andrew Fuller nació el 06 de febrero de 1754 en la aldea de Wiken en Cambridgeshire, Inglaterra. Él nació en una familia de bautistas en un momento en que los bautistas particulares de Inglaterra estaban fuertemente influenciados por lo que se conoce como hipercalvisnimo. El hipercalvinismo es un término para referirse a aquellos que no solamente creen en los cinco puntos calvinista, sino que además creen en la justificación eterna de los elegidos y rechazan la proclamación pública del evangelio. De hecho, la doctrina de la justificación eterna de John Gill fue usada como excusa para no invitar abiertamente a todos los hombres a creer en el evangelio. En cambio, uno debe esperar ante la evidencia de la elección en individuos decirles que crean en Cristo. Aunque los avivamientos evangélicos se llevaban a cabo en Inglaterra en ese momento a través de la predicación de hombres como John Wesley y George Withefield, la mayoría de las congregaciones bautistas no se vieron afectadas por este movimiento evangelistico.

El testimonio personal de Fuller fue la historia de su tiempo en miniatura. El mismo se crio en el hipercalvinismo. Su propio pastor rara vez se dirigió a los incrédulos. Estas experiencias tempranas de Fuller lo llevaron a preguntas posteriores con respecto al deber del pecador de creer en Cristo. De acuerdo con el hipercalvinismo, era necesaria una “orden” o prueba de la elección antes de la oportunidad de creer que el evangelio se podía establecer en cualquier pecador. Esa enseñanza llevo a Fuller a debilitarse por muchos años sin confianza para acercarse a Cristo por misericordia. Aunque Fuller leyó “El progreso del peregrino” de John Bunyan y muchas otras obras que hablaban de la suficiencia de Cristo para salvar, aun carecía de la confianza de que tenía derecho de creer en Cristo.

Eventualmente, Fuller encontró lo que estaba buscando tan desesperadamente en la Palabra de Dios. En 1770, Fuller fue bautizado y se convirtió en miembro de la iglesia bautista local de Soham. Se convirtió en el pastor de esa misma iglesia cinco años después.  Sin embargo, en sus primeros años como pastor, todavía estaba influenciado por el hipercalvinismo de su juventud y no se atrevió a dirigirse a los inconversos para ir a Jesús. Pero en 1778 todo esto había cambiado. El estudio de Fuller de las Escrituras, su relectura de Bunyan y su relación con los pastores John Sutcliff de Olney y Robert Hall de Arnesby lo llevaron a cambiar su punto de vista.

El Sr Hall le había presentado a Fuller los escritos del teólogo estadounidense Jonathan Edwards, recomendando específicamente su tratado sobre “La libertad de la voluntad” . La distinción de Edwards entre la capacidad / incapacidad moral y natural fue aprovechada por Fuller como una forma de entender cómo los pecadores tienen el deber de responder a la predicación del evangelio y por qué los cristianos tienen la responsabilidad de ofrecer el evangelio a todos de manera indiscriminada. En 1781, Fuller escribió un libro que se publicaría cuatro años más tarde. Este trabajo se convertiría en una base teológica para el movimiento misionero moderno. El título del libro casi lo dice todo: “El Evangelio de Cristo digno de toda aceptación: o las obligaciones de los hombres para ser plenamente acreditadas y cordialmente aprobadas, lo que sea que Dios conozca. Donde se considera la naturaleza de la fe en Cristo, y el deber de aquellos donde el Evangelio viene en eso”.  Es comúnmente conocido simplemente como “El Evangelio Digno de Toda Aceptación” y llamó fuertemente a la proclamación pública del evangelio a todos los pueblos. El compromiso de Fuller con las misiones mundiales se demostró no solo en sus escritos, sino también en sus acciones. Jugó un papel decisivo en la formación de la Sociedad Misionera Bautista en 1792, que envió a su amigo William Carey “el padre de las misiones modernas” a la India. Esta sociedad se formó para enviar y apoyar a los misioneros a los pueblos del mundo. Fuller fue elegido el primer secretario de la sociedad y mantuvo ese puesto hasta su muerte en 1815.

Además del papel de Fuller en la difusión de las misiones mundiales, también continuó como pastor. Sirvió en dos iglesias durante el curso de su ministerio: su iglesia local en Soham desde 1775 hasta 1782 y una congregación en Kettering desde 1782 hasta su muerte en 1815. Los escritos de Fuller, por lo tanto, fueron el resultado de su propia predicación y la experiencia de su congregación. Él no era un teólogo sistemático como John Gill, sino más bien un pastor teólogo que valientemente defendió la verdad.

Los escritos de Fuller comenzaron con él antes mencionado “Evangelio de Digno de Toda Aceptación” en el cual argumentaba que es responsabilidad de todos los pecadores creer en el evangelio y la responsabilidad de todos los creyentes de proclamar el evangelio a los pecadores. Este trabajo hizo a Fuller un campeón del calvinismo evangélico. Tanto es así que el calvinismo evangélico en la vida bautista del siglo XIX se hizo conocido como “Fullerismo”.

Fuller también defendió el evangelio contra un grupo conocido como los sandemanianos que argumentaban que la fe salvadora es mera aceptación intelectual de los hechos del evangelio. Esto estaba en oposición a la enseñanza de Fuller de que la fe salvadora también incluía la confianza y el resultado en una vida de continua obediencia a Cristo. La culminación de la respuesta de Fuller al sandemanianismo fue su obra de 1810 titulada “Strictures on Sandemanianism, in Twelve Letters to a Friend”.

Del mismo modo, la postura de Fuller sobre la exclusividad de Cristo para la salvación llevó a una mayor controversia con el universalista, William Vidler. Fuller respondió al “Amor de Dios de Vidler a Sus Criaturas Afirmadas y Vindicadas” con una serie de cartas publicadas en la Revista Evangélica y la Miscelánea Universalista que se publicaron juntas como Cartas al Sr. Vidler, sobre la Doctrina de la Salvación Universal en 1802.

Andrew Fuller murió de tuberculosis el 7 de mayo de 1815, pero su influencia superó con creces su propia vida. Su legado fue llevado adelante a ambos lados del Atlántico, ya que los principales bautistas como Charles H. Spurgeon y James P. Boyce eran partidarios del “Fullerismo” o calvinismo evangélico en lugar de ser “Gillites” (seguidores de John Gill) El Evangelio de Fuller: “Digno de Toda Aceptación” formó el fundamento teológico para el movimiento misionero moderno. Tal vez su legado más duradero sea la Convención Bautista del Sur, el cuerpo más grande de Bautistas en el mundo de hoy, que fue fundado por “Fulleristas” y continúa su visión misionera con más de 5,000 misioneros internacionales apoyados a través del Programa Cooperativo.

Para leer más acerca de Fuller, vea la reciente monografía de Paul Brewster titulada Andrew Fuller: Modelo Pastor-Teólogo.  Para un examen de las polémicas de Andrew Fuller, vea “En la fuente pura de su palabra: Andrew Fuller como apologista” editado por Michael AG Haykin. Otro volumen reciente útil sobre Fuller es Peter Morden ofreciendo a Cristo al mundo: Andrew Fuller 1754- 1815 el renacimiento de la decimoctava vida bautista particular. Quizás la mejor introducción a la vida y escritos de Fuller es “Los ejércitos del cordero: La espiritualidad de Andrew Fuller, que contiene una introducción biográfica de Michael AG Haykin y selecciones de la correspondencia personal de Fuller, editada por Haykin.

Para leer al mismo Fuller, hay un par de opciones disponibles actualmente. Los trabajos completos de Fuller en 3 volúmenes están disponibles, al igual que una edición de un volumen de Banner of Truth. Para aquellos que no quieren o no pueden invertir en una de las ediciones impresas, hay una tonelada de material de Fuller gratis en Google Books . Actualmente hay planes en marcha para producir una edición crítica de las obras de Andrew Fuller, similar en alcance y calidad a la edición de Yale de las obras de Jonathan Edwards. Este proyecto está siendo coordinado por el Andrew Fuller Center for Baptist en el Southern Baptist Theological Seminary con el Director del Centro, Michael AG Haykin, sirviendo como editor de la serie. Aquellos interesados ​​en aprender aún más sobre Fuller y sus diversas relaciones pueden estar interesados ​​en asistir a la conferencia de este año Andrew Fuller Center, cuyo tema es “Andrew Fuller and His Friends” (Andrew Fuller y sus amigos)

 

Autor: Steve Weaver

Traductor: Daniel Valladares

 

Artículo Original:

Ten Baptists Everyone Should Know: Andrew Fuller

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme.

Recomendamos!

Imagen Bautista

Instagram

Cargar más
Something is wrong.
Instagram token error.

Pasaje del día

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.