La Voz Bautista – Marzo de 1924


«Llegue unos minutos antes de la hora de empezar y siéntese enseguida, ore con fervor y luego póngase a leer la Biblia hasta que empiece el culto. No lea la Biblia ni el himnario cuando el Pastor está predicando, porque haciéndolo así no sacara provecho ni del sermón ni de la lectura. No se siente en una punta del banco estorbando a los que vienen más tarde, pero si viene con un niño en los brazos, que se puede poner a llorar, entonces, sí, siéntese en una punta y cerca de la puerta para poder salir en caso de que el chico moleste, pues no es justo que un niño eche a perder un culto donde hay muchos que quieren seguir atentamente el hilo del sermón y estar tranquilos en su oración. Al terminar el culto es buena costumbre despedirse unos a otros, pero no es el momento para ponerse a charlar ni a jaranear destruyendo el buen afecto del culto. Hable poco y en voz baja y no permita que sus hijos se pongan a correr de un lado a otro» Página 14.

Descargar la revista: La Voz Bautista – Marzo de 1924

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme y padre de Maite.

LEAVE A COMMENT

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Pasaje del día

La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre.

Recomendamos!

Imagen Bautista

Instagram

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más