Peligros que corre nuestra obra – J. L. Hart


Leyendo el otro día un sermón escrito por el Dr. Scarborough, acerca de los peligros que amenazan a la campaña de los 75.000,000 de dólares, para la obra misionera y educacional que los bautistas del sur de los E.E.U.U llevan a cabo; me fueron sugeridos los siguientes pensamientos acerca de los peligros que corre nuestra obra bautista.

1. PELIGRO DE LA IGNORANCIA. Una iglesia bautista, es una organización democrática. El enemigo más formidable de la democracia es la ignorancia. Muchos hombres, con altos ideales y muy patriotas, han querido implantar la democracia en su patria, para lo cual guerrearon y se esforzaron de mil maneras, fracasando tristemente debido a la ignorancia de sus compatriotas.

¿Cuál fue la causa de la anarquía y revoluciones que hubo en países de Sud América después de haber obtenido la independencia? La ignorancia. Es inútil hablar de democracia, en el pueblo o en la religión, mientras el pueblo sea ignorante.

Nosotros, los bautistas, tenemos que enseñar a nuestros miembros, o nunca veremos los principios bautistas puestos en práctica. La libertad de voz y voto entre los ignorantes, es un constante peligro para el Estado y para la iglesia. Nuestros maestros tienen que ser los pastores. Uno de los requisitos que un pastor debe llenar es “ser apto para enseñar” (1 Tim 3:2; 2 Tim 2.24) Pero si los pastores carecen de instrucción ¿Cómo enseñaran a su congregación? Ellos no pueden excusar su ignorancia ni aún porque hayan estado nunca en un colegio. Conozco en la Argentina a un pastor tan instruido como el que más y que, sin embargo, nunca ha estado en un seminario, pero hizo lo que Pablo le recomendó a Timoteo (1 Tim 4:18); se ocupo de leer. Que todos los pastores hagan lo mismo.

2. PELIGRO DE FALTA DE ORGANIZACIÓN. Un grupo de creyentes bautizados, no constituye una iglesia. En Chile tenemos muchos grupos de creyentes bautistas esparcidos por diversas partes y que, por la falta de organización, piensan que la iglesia la constituye todos los bautistas de Chile y aún hablan de la “iglesia bautista de Chile”. Esta es una idea errónea; no hay tal cosa.

Una iglesia bautista, es una asamblea de creyentes bautizados y debidamente organizados. Nunca solucionaremos muchos de nuestros problemas, tales como el sostén pastoral, la edificación de templos y otros, hasta que tengamos las iglesias mejor organizadas.

Aún de nuestros enemigos se puede aprender algo bueno. La Biblia dice “Examinadlo todo y retened lo bueno” (1 Tes 5:21) El poder de la iglesia Católica, está basado en su organización, y lo mismo para con los gremios obreros. Hay algunos bautistas en Chile que ni aun saben a qué iglesia pertenecen. Esto no pasa con los obreros federados pues todos saben a cual federación pertenecen. Hermanos esforcémonos durante todo este año para organizar mejor nuestras iglesias.

Sr. J.L Hart

 

Nota: Este artículo fue incluido en “La Voz Bautista” en el ejemplar de Marzo de 1922

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme y padre de Maite.

LEAVE A COMMENT

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Pasaje del día

Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.

Recomendamos!

Imagen Bautista

Instagram

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más