¿Son los Bautistas del sur primos de los Anabautistas?, Jeff Robinson


Antes de tratar de abordar un asunto de la historia bautista que surgió en el contexto del reciente sermón de Rick Patrick (y por ahora muy debatido) en Southwestern Baptist Theological Seminary, deseo dejar en claro que tengo un profundo y permanente respeto por Paige Patterson y cómo Dios lo ha usado como un medio vital para recuperar la fidelidad bíblica en nuestra denominación. Si no fuera por el valiente liderazgo con convicción del Dr. Patterson y el Juez Paul Pressler, no habría SBC tal como lo conocemos hoy, no hay seminarios de SBC que se aferren a la fidelidad bíblica, y ciertamente no hay discusiones doctrinales saludables como esta.

No estoy familiarizado personalmente con el pastor Rick Patrick, pero sé muchas cosas buenas acerca de su ministerio fiel de mis años como pastor en Birmingham, a pocas millas de de Sylacauga, Alabama, donde él sirve. Podemos diferir en algunos puntos finos de la teología y la historia, pero estos hombres son mis hermanos en Cristo, y estoy agradecido por ambos.

Aún así, estos son asuntos importantes. Y aunque los bautistas del sur no consideran la historia como autoritaria de la misma manera que las Escrituras, sigue siendo imprescindible que hagamos todo lo posible para hacerlo bien. Dicho esto, deseo interactuar con una declaración histórica que hizo Rick Patrick en su sermón de la capilla.

Patrick dijo que los Bautistas del Sur “tradicionalistas” que firmaron La Declaración de Entendimiento Bautista del Sur tradicional del plan de salvación de Dios  se consideran que surgieron de los anabaptistas en Suiza del siglo 16.  Al hacer esta afirmación, al menos dio a entender que los “verdaderos” bautistas del sur remontan su nacimiento a los anabautistas.

En un intento por responder a mis hermanos, ofrezco tres declaraciones histórico-teológicas y un comentario sobre un par de asuntos menos significativos de su sermón que, no obstante, pertenecen a la identidad bautista.

Los bautistas del sur no surgieron del movimiento anabautista Suizo del siglo XVI .

La fuente que alimentó lo que hoy es una corriente teológicamente diversa conocida como la Convención Bautista del Sur, primero salió del movimiento separatista puritano de la Inglaterra isabelina.

La corriente confesional que alimentó la Fe y el Mensaje Bautista 2000 comenzó con los Bautistas Particulares o Calvinistas que adoptaron la Primera Confesión de Londres en 1644 . Unas décadas más tarde, los bautistas en Inglaterra trataron de afirmar su solidaridad con los presbiterianos y congregacionalistas sobre las doctrinas centrales del cristianismo evangélico al responder a las acusaciones en contra de lo hecho por la Iglesia o Inglaterra. Estos Bautistas adoptaron la Segunda Confesión de Londres de 1689, la cual era una modificación de la Confesión de Fe de Westminster de los Presbiterianos y  de la Declaración de los Congregacionalistas de Saboya. La Confesión de 1689 fue adoptada en forma ligeramente modificada por los bautistas en América, particularmente en la Asociación de Filadelfia, la primera Asociación Bautista de América, en 1742 y la Asociación de Charleston, la cual fue la primera Asociación Bautista del sur, en 1767.

Como argumenta Tom Nettles en su libro Por su gracia y para su gloria , la Confesión de New Hampshire de 1833 fue una declaración de fe calvinista, aunque ligeramente más suave que lo que su  autor John Newton Brown hubiera querido, pero aun así primo la confesión de Londres. La declaración de  Fe y Mensaje Bautista de 1925 fue la primera declaración de fe de los Bautistas del Sur, esta fue una adaptación de la Confesión de New Hampshire. Incluso la declaración de Fe y Mensaje Bautista  del 2000 no refleja ninguna de las primeras declaraciones de fe de los Bautistas Generales o Anabautistas. Por el contrario, tanto en sus padres fundadores como en sus compromisos doctrinales, la Convención Bautista del Sur debe entenderse apropiadamente como teniendo raíces decididamente Reformadas.

Los fundadores de la SBC eran calvinistas confesionales .

Cuando los 293 delegados se reunieron en Georgia en mayo de 1845, eligieron a WB Johnson (1782-1862) como el primer presidente de la denominación. Johnson participó activamente en la fundación de la Convención Bautista de Carolina del Sur en 1821 y fue el único hombre presente en la fundación de la Convención Misionera General en 1814 y en la SBC treinta y un años después. Durante veintiocho años se había desempeñado como presidente de la convención bautista de Carolina del Sur y ocupó el mismo cargo en la Convención Misionera General de 1841 a 1845. Los primeros bautistas del sur no adoptaron una confesión de fe simplemente porque la mayoría de las iglesias y asociaciones tenían las suyas, muchos de ellos derivados de la Segunda Confesión de Londres. Por lo tanto, la unidad teológica en los primeros días no estaba en cuestión. Como la mayoría de los primeros delegados y primeros líderes de la SBC.

Otros líderes tempranos claves en el SBC incluyeron a Patrick Hues Mell (1814-1888), Basil Manly, Sr. (1798-1868), John Leadley Dagg (1794-1884), Henry Holcombe Tucker (1819-1889) y BH Carroll ( 1843-1914), todos los cuales se aferraron firmemente a las doctrinas de la gracia. Como Tucker, que poseía el Índice cristiana de Georgia a finales de la década de 1890 escribió una vez, “ser un Bautista en Georgia es ser un calvinista.” Esa postura doctrinal fue prácticamente  la que existía entre los Bautistas del Sur a mediados del siglo 19 y fue la posición confesional clara de la Asociación Sandy Creek en Carolina del Norte, una asociación de iglesias profundamente comprometidas con la evangelización.

De manera similar, el primer seminario de los bautistas del sur, The Southern Baptist Theological Seminary, se fundó en 1859 en Greenville, el presidente de SC James P. Boyce y los profesores fundadores Basil Manly Jr. y John Broadus escribieron la confesión de fe de la escuela, The Abstract of Principles, que fue tomado de la Segunda Confesión de Londres y reflejó su compromiso con las doctrinas de la gracia.

El preámbulo de la “Declaración tradicional” afirma que la mayoría de los bautistas del sur de la actualidad no aceptan el calvinismo, lo cual es realmente cierto. Pero durante sus primeros 75 o más años, la SBC estaba abrumadoramente comprometida con estas doctrinas. Abrazar la visión “tradicionalista” de la salvación representaría un cambio significativo de nuestros orígenes doctrinales históricos.

Los Bautistas del Sur no son Bautistas Generales.

Una doctrina que hoy en día los bautistas del sur aprecian con mucha razón es la perseverancia de los santos, a veces denominada “Salvo siempre salvo.” Los Bautistas Generales en siglo 17 en  Inglaterra estuvieron influenciados por el movimiento Anabaptista y por tanto no afirmaron esta doctrina. Muy pocos, si es que hay algunos, Bautistas del Sur podrían afirmar que un cristiano genuino perdiera su salvación. La apostasía final es la herencia doctrinal de los Bautistas Generales, Arminianos o de Libre Voluntad, no los Bautistas del Sur.

Mi amigo Matthew Pinson, presidente de Welch College, una escuela Bautista Libre en Nashville, usa el término ” Arminiano Reformado ” para describir la postura doctrinal de su denominación que se acerca más a afirmar el pecado original y la culpa original que la “Declaración Tradicionalista”.

Dos asuntos menos significativos

Patrick mencionó una vacilación entre los bautistas del sur reformados más jóvenes para celebrar servicios de adoración a “Dios y el país”. Parece plausible que los anabaptistas también se hubieran opuesto a tales servicios. Muchos anabautistas se comprometieron pacifistas y una de sus primeras declaraciones doctrinales, la Confesión Schleitheim de seis artículos deja en claro en el artículo final su escepticismo hacia la alianza de Dios y el gobierno:

… no es apropiado que un cristiano sirva de magistrado por estos puntos: la magistratura del gobierno está de acuerdo con la carne, pero los cristianos “son según el Espíritu”; sus casas y su morada permanecen en este mundo, pero la ciudadanía de los cristianos está en el cielo; las armas de su conflicto y guerra son carnales y contra la carne solamente, pero las armas de los cristianos son espirituales, contra la fornicación del diablo. Los mundanos están armados con acero y hierro, pero los cristianos están armados con la armadura de Dios, con la verdad, la justicia, la paz, la fe, la salvación y la Palabra de Dios..

Finalmente, Patrick insinuó que los Bautistas del Sur eran tradicionalmente dispensacionalistas en su visión del regreso de Cristo. Los bautistas, como la mayoría de los evangélicos, han estado en todas las posiciones con respecto a sus puntos de vista sobre el fin de los tiempos. Confesionalmente, la mayoría de ellos no han tomado una posición particular, sino que simplemente han afirmado (sabiamente, creo) una creencia en el regreso literal, corporal y futuro de Cristo.

El Dispensacionalismo surgió más de 200 años después del nacimiento de los Bautistas y de ninguna manera es una visión que califique como un principio histórico Bautista. Por supuesto, este punto de vista obtuvo una amplia aceptación entre los líderes y pastores en la SBC, en particular a mediados del siglo 20, pero el dispensacionalismo es un recién llegado entre los bautistas y desde luego no es un distintivo de la denominación.

 

Autor: Jeff Robinson

Traductor: Daniel Valladares

 

Original:

Are Southern Baptists Cousins to the Anabaptists?

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme y padre de Maite.

LEAVE A COMMENT

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Pasaje del día

Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos.

Recomendamos!

Imagen Bautista

Instagram

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más