William Carey (1761 – 1834)


William Carey nació el 17 de Agosto de 1761 en un pequeño pueblo llamado Paulerspury en Northamptonshire, Inglaterra. Sus padres, quienes fueron de un trasfondo humilde, fueron devotos adherentes al anglicanismo. Aunque provenía de una familia de tejedores, a la edad de dieciséis años Carey sería aprendiz de un zapatero en Piddington (a unas siete millas de su casa). Uno de sus compañeros aprendices, un joven llamado John Warr, era un cristiano disidente. Mientras asistía a las reuniones congregacionalistas con John en un pueblo cercano, Carey quedó profundamente convencido de su pecado y necesidad de Cristo. Eventualmente llegaría a confiar completamente en el Cristo crucificado.

Carey eventualmente dejaría la Iglesia de Inglaterra y asistiría a la iglesia Congregacionalista a través del ministerio el cual había sido convertido durante los primeros años. Durante estos años, Carey buscó minuciosamente las Escrituras para establecer su fe únicamente en la Palabra de Dios. Su cuidadoso estudio de las Escrituras lo llevó a rechazar la práctica del bautismo de infantes (que fue practicado tanto por la Iglesia de Inglaterra como por los congregacionalistas). En 1783, William Carey fue bautizado por John Ryland, Jr., quien co-pastoreó con su padre, John Ryland, Sr. en la Iglesia Bautista College Lane en Northampton. Ryland el joven, quien junto con Carey y otros serían instrumentales en la formación de la Sociedad Bautista Misionera en 1792, no podría haber previsto el papel que Carey desempeñaría en la historia del cristianismo como “el padre de las misiones modernas”.

Mientras servía como pastor de una pequeña iglesia Bautista en Leicester en 1792, Carey ofrecería dos contribuciones que sirvieron como un catalizador para el establecimiento de una sociedad misionera. Por un lado, Carey publicó un libro titulado “Una investigación sobre las obligaciones de los cristianos”, Uso de medios para la conversión de los paganos”. Este trabajo, se dividió en cinco secciones: 1) Discutió las implicaciones teológicas de Mateo 28: 19-20; 2) Describió la historia de las misiones desde los días de los apóstoles; 3) Se reportó el estado del mundo en los días de Carey; 4) Respondió varias objeciones al envío de misioneros; y 5) Indicó los pasos prácticos inmediatos que podían tomarse, a saber, el establecimiento de una sociedad misionera. También en 1792, Carey predicó un sermón basado en Isaías 54: 2-3 en su reunión asociativa local, a menudo llamado el “Sermón sin muerte”, en el que hacía un llamado a sus oyentes a confiar en un gran Dios e intentar grandes cosas para él. El sermón es conocido por sus dos principales divisiones: “Esperemos grandes cosas” y “Probemos grandes cosas”. Esto ha llevado al epigrama comúnmente citado: “Espera grandes cosas de Dios; intenta grandes cosas para Dios”. Dado que ningún manuscrito del sermón sobrevive, no está claro si Carey en realidad alguna vez dijo esa oración exacta, sin embargo, esta frase parece resumir fielmente la esencia de su mensaje. Estas dos acciones se consideran comúnmente como estímulos clave en el desarrollo del movimiento misionero moderno, de ahí el apodo de “el padre de las misiones modernas”.

En Octubre de 1792, Carey junto con sus amigos Andrew Fuller, John Ryland y John Sutcliff formaron la “Sociedad Bautista Particular para la Propagación del Evangelio entre los paganos” (más tarde conocida como la Sociedad Misionera Bautista y hoy como Misión Mundial BMS). Como se menciona en el nombre original de la sociedad, Carey y sus amigos eran bautistas particulares (es decir, calvinistas). Su compromiso con las misiones fluyó de su compromiso teológico con un calvinismo evangélico nutrido a través de los escritos del predicador de Nueva Inglaterra y del Gran Avivamiento, Jonathan Edwards. En abril de 1793, Carey y su familia zarparon de Inglaterra a Calcuta como los primeros misioneros de la incipiente sociedad misionera. Carey fue un talentoso lingüista, pues durante su vida su misión imprimió y distribuyó la Biblia completa o en partes en 44 idiomas y dialectos diferentes.

Justo antes de morir en la India el 9 de junio de 1834, Carey dio instrucciones específicas de que estas palabras del himno de Isaac Watts se inscribiesen en su lápida: “Un gusano desdichado, pobre e indefenso, en Tus amables brazos caigo”. Esta autoevaluación coincide con la compartida con uno de sus últimos visitantes, un misionero escocés llamado Alexander Duff. Duff pasó mucho tiempo ensayando los grandes logros de Carey durante su vida. Mientras Duff se preparaba para salir de la habitación, Carey le advirtió a Duff con estas palabras: “Sr. Duff, has estado hablando sobre el Dr. Carey, Dr. Carey; cuando me haya ido, no digas nada sobre el Dr. Carey, – habla sobre el Salvador del Dr. Carey. “Este era el corazón del hombre correctamente reconocido hoy como” el padre de las misiones modernas”.

Si desea leer más sobre William Carey, le recomendamos el excelente tratamiento de Timothy George en “Testigo fiel” (Faithful Witness).
También impreso por Wakeman Trust está la biografía muy aclamada de S. Pearce Carey (uno de sus bisnietos) llamada “William Carey”. También es posible que desee ver la película, “Vela en la oscuridad” (Candle in the dark). Un estudio reciente que sirve como una excelente introducción a Carey es “I Can Plod de John Appleby: William Carey y los primeros años de la Primera Sociedad Misionera Bautista” (I Can Plod: William Carey and the Early Years of the First Baptist Missionary Society). Un gran sitio web que brinda información sobre todas las cosas es el “Centro para el Estudio de la Vida y el Trabajo de William Carey, D.D. (1761-1834).”

Puede descargar y leer el manifiesto de Carey, “Una investigación sobre las obligaciones de los cristianos, Uso de medios para la conversión de los paganos” (PDF Versión en Inglés). También está disponible en formato electrónico de Google Books “Las Cartas de Serampore “(The Serampore Letters), siendo la correspondencia inédita de William Carey y otros con John Williams, 1800-1816. Otro gran recurso es “La forma de acuerdo Serampore” (PDF Versión en Inglés) que fue un acuerdo sobre la política misionera entre los primeros tres misioneros del BMS: Carey, Joseph Marshman y William Ward.

 

Autor: Steve Weaver

Traductor: Daniel Valladares

 

Artículo Original:

Ten Baptists Everyone Should Know: William Carey

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme.

Recomendamos!

Imagen Bautista

Instagram

Cargar más
Something is wrong.
Instagram token error.

Pasaje del día

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.