La Voz Bautista – Abril de 1925


“Esfuércese cada uno por ser el que cede más a menudo a los deseos del otro. Sea la abnegación el blanco diario y esfuerzo de cada uno. No censuréis, a menos que sea perfectamente cierto si hubo falta; y entonces hablad siempre con amor. No tratéis de escarnecer con palabras pesadas. Descuidad todo lo demás en el mundo más bien que el uno al otro. Nunca permitáis que una petición haya de ser repetida. No hagáis nunca observación a costa del otro: esto es ruín [sic]. No os separéis nunca por un día sin palabras cariñosas en qué pensar durante la ausencia. No os volváis nunca a reunir sin una amante bienvenida. Nunca dejéis al sol bajar sobre la ira y sobre el agravio. No consideréis nunca alguna falta que hayáis cometido como arreglada antes de haberla confesado francamente y de haber pedido perdón por ella. No os olvidéis jamás de las felices horas de los primeros tiempos de vuestro amor. Nunca suspiréis por lo que podría haber sido mas tratad de sacar el mejor partido de lo que existe. No olvidéis jamás que el matrimonio es institución ordenada por Dios, y que únicamente su bendición puede hacerlo [sic] lo que siempre debiera ser. No os conforméis con menos que estar los dos andando en la senda estrecha…A los hermanos jefes de hogares me permito suplicarles que estudien detenidamente estas humildes líneas y observando esos consejos aprenderán amar más a la compañera de su vida” Abril 1925″. Página 1.

Descargar la revista: La Voz Bautista – Abril de 1925

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme y padre de Maite.

LEAVE A COMMENT