La Voz Bautista – Septiembre de 1924


“El domingo no debe ser empleado como día de trabajo. El creyente debe hacer todo esfuerzo y preparación de antemano para trabajar lo menos posible en este día. Digo lo menos posible, porque hay trabajos que no se pueden dejar, tales como preparar comidas y atender a los animales, y otros trabajos que surgen inesperadamente. Pero ir a la oficina o al taller el domingo para trabajar, o para atender los negocios, es ilícito. El creyente debe mostrar que es la luz del mundo y la sal de la tierra; que considera las cosas espirituales más encima de las materiales” página 4.

Descargar la revista: La Voz Bautista – Septiembre de 1924

Daniel

Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Valparaíso. Egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Casado con Ester Riquelme y padre de Maite.

LEAVE A COMMENT