Breve repaso de la historia de la hermenéutica – 3. Patrística


17 de marzo de 2011 Publicado por Richard Barcellos Hermenéutica, Teología Histórica

  1. Clemente de Roma (alrededor del año 96 d.C.): Clemente escribió 1 Clemente alrededor del año 100 d.C. Lo escribió para la atribulada iglesia de Corinto. Dockery dice que 1 Clemente contiene varios enfoques hermenéuticos. Su uso del Antiguo Testamento es principalmente para uso moral. Incluso cuando lo utiliza para encontrar a Cristo, lo usa para aplicar a situaciones morales.[1] Dockery dice:Clemente interpretó la Escritura de manera cristológica, no como sus predecesores [es decir, Cristo y los escritores del Nuevo Testamento]. Sin embargo, no buscó tanto descubrir el mensaje del Antiguo Testamento en relación con la obra de Cristo, sino que ofreció las imágenes de Cristo como base para la obediencia moral.[2]Clemente también es recordado por encontrar la sangre de Cristo señalada por el hilo escarlata de Rahab en Josué 2.[3]
  2. Ignacio de Antioquía (alrededor del año 35-110 d.C.): Dos cuestiones son de interés en las siete cartas de Ignacio – 1) rara vez citó el Antiguo Testamento (a diferencia del Nuevo Testamento) y 2) se basó en gran medida en Pablo, especialmente en 1 Corintios. Dockery señala: «En comparación con Clemente, es notable el poco uso que Ignacio hizo del Antiguo Testamento. Sólo hay dos citas reales, aunque posiblemente hay otras ocho alusiones. Ambas citas están introducidas por la fórmula gegraptai (está escrito)»[4], lo que demuestra que consideraba el Antiguo Testamento como autoritario, aunque aparentemente no estaba empapado de él como lo estaban los autores del Nuevo Testamento (¿eso o no sabía qué hacer con él?). Su hermenéutica funcional puede ayudar a explicar la afirmación de Thiselton de que en Ignacio no vemos «…ni alegoría ni tipología».[5]

    En cuanto a su dependencia de 1 Corintios, la citó más que cualquier otra carta paulina, casi 50 veces. Su uso de Pablo no muestra un método hermenéutico cuidadoso y contextual. Parece haber tomado lo que Pablo dijo y lo aplicó en su propio contexto, independientemente del contexto original del cual vino.[6] Esto es lo que Dockery llama una hermenéutica funcional. Una de las razones de este método fue para combatir a los herejes.

 


[1] Dockery, Interpretación Bíblica, 50.

[2] Dockery, Interpretación Bíblica, 50.

[3] Thiselton, Hermenéutica, 98.

[4] Dockery, Interpretación Bíblica, 52.

[5] Thiselton, Hermenéutica, 98.

[6] Dockery, Interpretación Bíblica, 52-54.

 

Fuente: Brief survey of the history of hermeneutics – 3. Patristics

Traductor: Carlos Sanchez

 

Richard C. Barcellos, Ph.D., es pastor de la Iglesia Bautista Reformada Gracia (www.grbcav.org), Palmdale, CA, y autor de En defensa del Decalogo: Una Crítica de la Teología del Nuevo Pacto, El Árbol Genealógico de la Teología Bíblica Reformada, y La Cena del Señor como Medio de Gracia: Más que un memorial, por Christian Focus Publications.

Carlos Sanchez

Miembro de la Iglesia Bautista de Quilpue, Casa del Alfarero. Sirve en el Ministerio Centro de Literatura Cristiana en Valparaíso, Chile. Casado con Vanessa Bustos y con dos hijos. Valentín y Ulises quien tiene autismo. Tiene un diplomado en Teología Reformada y Liderazgo del Seminario Teológico Presbiteriano de Chile y completó el curso "Theology and Culture" del Southeastern Baptist Theological Seminary.

LEAVE A COMMENT