Breve repaso de la historia de la hermenéutica – 9. Edad Media (I)


May 6, 2011 Posted by Richard Barcellos Hermenéutica, Teología Histórica

Introducción: Gerald Bray abre su discusión sobre la interpretación medieval de la siguiente manera:

El período medieval de la interpretación bíblica es uno de los más complejos y difíciles de todos, y no ha recibido la atención que merece por parte de los teólogos o los estudiosos de la Biblia. La mayor parte del trabajo en este campo ha sido realizado por los medievalistas, que no pueden escapar al papel omnipresente que la Biblia desempeñó durante esos siglos. Pero los medievalistas tienen su propia agenda, y no siempre es posible para un teólogo acceder fácilmente a su trabajo. También está el hecho de que siglos de formación han hecho que los eruditos protestantes sean particularmente cautelosos con el período medieval, que se han inclinado a pensar como una época de oscuridad. Como la mayoría de los eruditos bíblicos modernos han sido protestantes, este prejuicio ha contribuido al relativo abandono de la exégesis medieval.[1]

Las declaraciones de Bray no sólo parecen reflejar la realidad, sino que son peculiarmente verdaderas para mí. He sido entrenado para pensar en la Edad Media como la oscura era de la interpretación cristiana y, por lo tanto, inútil e innecesaria para nada bueno. Ciertamente el surgimiento del Islam durante el siglo VIII tuvo sus efectos negativos en la cultura occidental en general y en los métodos interpretativos cristianos en particular. La antigua cultura mediterránea se desintegró y ni el griego ni el latín fueron idiomas universales. Durante la Edad Media los cristianos occidentales mantuvieron el latín mientras que los de Oriente no. En algún momento del siglo IX, Carlomagno (Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, coronado como tal por el Papa León III) «patrocinó un renacimiento de la enseñanza, que reconoció oficialmente que el mundo antiguo había desaparecido. El latín ahora tenía que ser aprendido como una lengua extranjera, incluso en Italia…»[2] Este y otros factores, como el analfabetismo y una cultura «cristiana» claramente monolítica, hicieron que el cristiano común dependiera completamente de los eruditos profesionales que enseñaban al clero y, especialmente, al papado («Iglesia») como la última palabra en la interpretación de la Biblia.

La Edad Media no debe ser vista como una era de un solo pensar y monolítica en lo cultural, filosófico o teológico. Hubo fases de desarrollo que ocurrieron en diferentes lugares y en diferentes épocas.[3] Debido a esta realidad, varios hombres contribuyeron con varias cosas en diferentes épocas que terminaron creando la Edad Media tardía, que es lo que la mayoría ve como la Edad Media llega a su madurez y contra la cual protestaron el Renacimiento y la Reforma.


1] Bray, Interpretación Bíblica, 129.

2] Bray, Interpretación Bíblica, 129.

3] Cf. las cuatro fases de periodización de Bray en Bray, Interpretación Bíblica, 131-33.

 

Fuente: Brief survey of the history of hermeneutics – 9. Middle Ages (I)

Traductor: Carlos Sanchez

 

Richard C. Barcellos, Ph.D., es pastor de la Iglesia Bautista Reformada Gracia (www.grbcav.org), Palmdale, CA, y autor de En defensa del Decalogo: Una Crítica de la Teología del Nuevo Pacto, El Árbol Genealógico de la Teología Bíblica Reformada, y La Cena del Señor como Medio de Gracia: Más que un memorial, por Christian Focus Publications.

Carlos Sanchez

Miembro de la Iglesia Bautista de Quilpue, Casa del Alfarero. Sirve en el Ministerio Centro de Literatura Cristiana en Valparaíso, Chile. Casado con Vanessa Bustos y con dos hijos. Valentín y Ulises quien tiene autismo. Tiene un diplomado en Teología Reformada y Liderazgo del Seminario Teológico Presbiteriano de Chile y completó el curso "Theology and Culture" del Southeastern Baptist Theological Seminary.

LEAVE A COMMENT