Breve repaso de la historia de la hermenéutica – 9. Edad Media (II)


May 13, 2011 Posted by Richard Barcellos Hermenéutica, Teología Histórica

Método cuádruple (cuadriga): De las muchas cosas por las que se conoce la época de la Edad Media, una de sus contribuciones más importantes a la interpretación bíblica vino de Juan Casiano (circa 360-435). Casiano heredó la teoría de los tres sentidos de la Escritura de sus predecesores patrísticos. Orígenes había desarrollado el triple sentido de la Escritura – el literal (histórico o somático), el tropológico (moral o neumático), y el alegórico (doctrinal o psíquico). Casiano añadió un cuarto – el sentido místico, analógico o último/escatológico.[1] Agustín (circa 354-430) utilizó una forma del método cuádruple y su libro Sobre la Doctrina Cristiana se convirtió en «el volumen que iba a ser el manual básico de hermenéutica de la Edad Media»[2].

La cuadriga medieval o cuádruple patrón de significado se componía de lo siguiente: lo literal o histórico, lo tropológico o moral, lo alegórico o doctrinal, y lo anagógico o último/escatológico.[3] Muller comenta sobre la cuadriga:

 

El cuádruple patrón cuidadosamente enunciado de la Edad Media se basaba en la asociación, ya hecha por Agustín y Gregorio Magno, entre las tres virtudes cristianas, la fe (fides…), la esperanza (spes) y el amor (caritas…), y el significado del texto de la Escritura como habla a los cristianos. La Iglesia no desprecia, pues, el sensus literalis o sensus historicus, el sentido literal o histórico, sino que aprende de él y lo utiliza como punto de partida para buscar la relación del texto con las virtudes cristianas. Cuando el sentido literal o histórico incluye detalles relativos a la conducta humana, lleva una lección para el caritas y cuestiones en el sensus tropologicus, o significado tropológico. El tropo, relacionado con la caritas, manifiesta la agenda cristiana…, el trabajo a realizar. Del mismo modo, el sentido literal puede incluir detalles que apuntan hacia la fe cristiana: así, el sensus allegoricus, o significado alegórico, que tiene referencia a la fides y al credenda… o cosas que deben ser creídas, por la iglesia. Finalmente, el sentido literal puede apuntar más allá de la historia que narra al futuro de la iglesia. Este es el sensus anagogicus, el sentido anagógico, que se refiere a spes y enseña de speranda…, cosas que se esperan. Aunque este cuádruple patrón estaba sujeto a abusos y excesos, los doctores medievales generalmente lo usaban de tal manera que encontraban todos los significados de un texto expresado literalmente en algún lugar de la Escritura, particularmente en el cumplimiento de las promesas del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento. Además, el método no ignoraba el significado literal del texto, como a veces se alegaba, sino que lo utilizaba como base para cada uno de los otros significados… El método, además, no exigía que se encontraran los cuatro significados en cada texto. La cuadriga se resumía en el siguiente pareado mnemotécnico enseñado en las escuelas medievales: Litera gesta docet, quid credas allegoria;/moralis quid agas, quo tendas anagogia («La letra enseña de obras, alegoría de lo que se cree;/moralidad de lo que se hace, anagogia de lo que viene»).[4]

Muller continúa señalando que el método cuádruple, antes de la Reforma, comenzó a ser lentamente dejado de lado por un método más simple. Lo que los reformadores y los protestantes (luteranos y reformados) ortodoxos posteriores a la Reforma retuvieron del método cuádruple fue su «preocupación por la dirección directa del texto a la iglesia…»[5] Esta es una preocupación compartida con el propio Nuevo Testamento, los Padres Apostólicos, los Patrísticos y todos los evangélicos de hoy. Esta preocupación básica puede ser respondida de diversas maneras, pero sigue a todos los intérpretes cristianos a través de los tiempos.


1] Bray, Interpretación Bíblica, 133.

2] Muller, Diccionario, 254.

3] Cf. Muller, Diccionario, 254-55; Muller, PRRD, II:469ff.; y Steinmetz, «La superioridad de la exégesis precrítica», 30ff.

4] Muller, Diccionario, 254-55.

5] Muller, Diccionario, 255.

 

Fuente: Brief survey of the history of hermeneutics – 9. Middle Ages (II)

Traductor: Carlos Sanchez

 

Richard C. Barcellos, Ph.D., es pastor de la Iglesia Bautista Reformada Gracia (www.grbcav.org), Palmdale, CA, y autor de En defensa del Decalogo: Una Crítica de la Teología del Nuevo Pacto, El Árbol Genealógico de la Teología Bíblica Reformada, y La Cena del Señor como Medio de Gracia: Más que un memorial, por Christian Focus Publications.

Carlos Sanchez

Miembro de la Iglesia Bautista de Quilpue, Casa del Alfarero. Sirve en el Ministerio Centro de Literatura Cristiana en Valparaíso, Chile. Casado con Vanessa Bustos y con dos hijos. Valentín y Ulises quien tiene autismo. Tiene un diplomado en Teología Reformada y Liderazgo del Seminario Teológico Presbiteriano de Chile y completó el curso "Theology and Culture" del Southeastern Baptist Theological Seminary.

LEAVE A COMMENT